El origen de las tragaperras
El origen de las tragaperras

Dentro de las salas de bingo en Madrid centro, encontrarás una amplia gama de las más modernas máquinas tragaperras que hay en el mercado y donde cualquier persona aficionada a esta modalidad de juego de azar podrá tentar a la suerte.

El origen de las tragaperras se remonta a hace 140 años, cuando unos ingenieros descubrieron el enorme potencial de las apuestas a través de maquinas físicas autónomas. Desde su origen, el recorrido llega hasta nuestros días, donde en las salas de bingo de Madrid centro se encuentran los últimos modelos desarrollados.

Las apuestas de azar con un repartidor o administrador han acompañado al hombre desde el inicio de los tiempos, pero la idea novedosa de generar juegos de azar eliminando la figura humana revolucionó la sistemática del juego. Los beneficios se dispararon por dos motivos: en primer lugar, por la eliminación de la persona física y, en segundo, porque las apuestas se generaban mucho más rápido con el consiguiente aumento de ganancias.

En su origen, las máquinas eran mecánicas. A mediados del 1800 y en el oeste americano, la primera máquina que está datada es un póquer automático de Sittman & Pitt. tenía 5 carretes y en ellos se mostraban cartas de póquer en rojo y negro. A finales del siglo XIX, la máquina inventada por Charles Frey redujo el número de carretes de 5 a 3, considerándose así como el nacimiento de las tragaperras modernas. A lo largo de los años, las máquinas fueron experimentando mejoras pasando por slots electromecánicos y máquinas por animación hasta que, en 1996, WMS introdujo el primer slot con pantalla dividida.

Desde el Bingo Copacabana Casino Park te invitamos a que nos visites y vivas una experiencia inolvidable con todos los entretenimientos que te ofrecemos, al mismo tiempo que pasaréis una velada inolvidable tú y los tuyos, pues ofrecemos una oferta de diversión diferente hasta la ahora conocida.

haz clic para copiar mailmail copiado